• Reza y ayuda a las Vocaciones


    22 de abril- Jornada Vocaciones Nativas y Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones
  • Llamada, respuesta y Misión


    Presentación Jornada de Vocaciones Nativas y Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones
  • Mensaje del Papa Vocaciones


    "Escuchar, discenir, vivir la llamada del Señor"
  • ¿Qué es Vocaciones Nativas?


    Una jornada de oración y ayuda a las vocaciones en los Territorios de Misión
  • ¿A quién ayuda Vocaciones Nativas?


    A 75.000 seminaristas y 6.500 novicios/as y 2000 formadores en los territorios de misión
  • ¿Cómo colaborar?


    Con un donativo o con una beca misionera para las Vocaciones de los Territorios de Misión
  • Oración Vocacional


    Recursos de oración para la oración diaria en colegios e institutos

25 de abril de 2018

Los somascos de Aranjuez reciben una mención especial en el 40º Festival Nacional de la Canción Misionera

El Colegio Apóstol Santiago, de los padres somascos de Aranjuez, recibió una ‘Mención especial a la familia misionera’ en el 40º Festival Nacional de la Canción Misionera, celebrado en Ciudad Rodrigo (Salamanca) durante los días 21 y 22 de abril.

Los integrantes del grupo de los somascos participaron con el tema ‘Un solo corazón’, original tanto en la música como en la letra, en un certamen organizado en esta ocasión por la Delegación de Misiones de la Diócesis de Ciudad Rodrigo (previamente, ya lo hizo en la 25º edición de la Delegación de Misiones de Getafe, en esta Diócesis) y que congregó a 32 delegaciones de diferentes diócesis de España.

Este festival está promovido por la asociación Cristianos Sin Fronteras (CSF).

El lema elegido que debían llevar las canciones interpretadas fue ‘Atrévete con algo +’, con el que CSF se hacía eco de la invitación del Papa a los cristianos, y sobre todo a los jóvenes, a salir de sus comodidades y a ser misioneros en su entorno, en el día a día.

                                                      
                                                                                                                                     Diócesis de Getafe


“Comparto la Palabra de Dios en mi propio idioma local; a las personas les resulta más fácil entender todo”

“Comparto la Palabra de Dios en mi propio idioma local; a las personas les resulta más fácil entender todo”

Rekha John Mahida vió de niña a las misioneras vedrunas (españolas e indias) ir a su pueblo a evangelizar. Muy atraída por su estilo de vida, sintió que Jesús le decía “Ven y sígueme”. Hoy, como vocación nativa, habla de Jesús a sus compatriotas con su propio acento. “Conozco el idioma local, las costumbres, las tradiciones… A las personas les resulta más fácil seguir, captar y entender todo”.

Soy la Hna. Rekha John Mahida. Tengo 62 años, aunque parezco mucho más joven. Vengo de una familia campesina. Mis antepasados eran granjeros. Ahora pertenezco a una Congregación religiosa de origen español, que hoy se extiende en cuatro continentes y más de 20 países, las Hermanas Carmelitas de la Caridad, aunque la gente nos conoce generalmente con el nombre de Hermanas Vedruna por nuestra fundadora Santa Joaquina de Vedruna, quien comenzó nuestra Sociedad en el año 1826.

He visto a las misioneras españolas e indias venir a nuestro pueblo para el trabajo de evangelización. Tuve la oportunidad de ir al Internado de las Hermanas Carmelitas de la Caridad cuando estaba estudiando. Admiré y me inspiré en el estilo de vida de las Hermanas, de su dedicación, su servicio desinteresado, su vida de oración y su alegría y amor por Jesús. Durante uno de los Retiros escuché la voz de Jesús: “Ven, sígueme”. Todos esos años de mi educación esa voz permaneció en mí. “Ven, sígueme”. Después fui a graduarme mientras intentaba obtener el permiso de mi madre para unirme a algunas Hermanas. Ella no era católica, aunque se había casado con mi padre católico. Ella era reacia a dejarme unirme. Un buen día recibí el “sí” de mi madre y pude irme de la casa y me uní a las hermanas Vedruna. Ese fue un gran día para mí. Luego mi madre se convirtió y fue bautizada por nuestra gran alegría.

Ahora soy una Hermana religiosa del Estado de Gujarat, India. Como religiosa nativa, conozco el idioma local, las costumbres, las creencias, las tradiciones, los hábitos alimentarios, etc. Soy un humilde instrumento del Señor Jesús para difundir sus valores y fe del Evangelio. Comparto la Palabra de Dios en mi propio idioma local, y enseño oraciones y Catecismo en mi propio idioma. A las personas les resulta más fácil seguir, captar y entender todo. Los jóvenes se inspiran en mi estilo de vida, porque yo he nacido entre ellos. Me aceptan fácilmente. Me resulta fácil insertarme en mi propia cultura nativa para adaptarme a comer, hablar, relacionarme, etc. Ayudo en las necesidades espirituales de las personas en mi idioma local y ayudo al trabajo liberador de Dios, como el empoderamiento de las mujeres, la juventud, los oprimidos, etc.

La mayor dificultad hoy en día en la India es la persecución religiosa. Los partidos políticos son parciales, y no podemos predicar libremente los valores de Cristo. El gobierno no nos ayuda económicamente. Por lo tanto, nos resulta difícil llegar a todos los pobres, que son la gran mayoría de las personas, que están excluidas, sin hogar, hambrientas injustamente dejadas atrás.

En los territorios de misión muchos jóvenes han aceptado “la llamada del Señor” a la vida consagrada. Puedes leer más testimonio de las Vocaciones Nativas en: testimonios de Vocaciones Nativas



19 de abril de 2018

Obras Misionales Pontificias ayuda a miles de vocaciones nativas en los territorios de misión

Obras Misionales Pontificias ayuda a miles de vocaciones nativas en los territorios de misión


La Obra de San Pedro Apóstol, una de las cuatro obras que componen Obras Misionales Pontificias, y encargada de organizar la Jornada de Vocaciones Nativas, apoya económicamente la formación de las Vocaciones Nativas que surgen en los territorios de misión.


La Obra de San Pedro Apóstol ayuda a uno de cada tres seminaristas del mundo

Las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada en los territorios de misión de África, Asia, América y Oceanía crecen cada año. Muchas veces estos jóvenes carecen de recursos económicos para completar su formación. Las Obras Misionales Pontificias tienen el encargo del Papa de sostener y apoyar con la oración y con la colaboración económica a estas vocaciones.


La Jornada de Vocaciones Nativas, que celebramos el próximo domingo 22 de abril, junto con la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, recuerda a los miles de jóvenes que quieren consagrar su vida a Dios en los territorios de misión y que necesitan de nuestra oración y apoyo económico.



Las ayudas conseguidas en esta jornada permitirán la construcción de seminarios y noviciados, así como su mantenimiento diario, financiará los estudios de miles de seminaristas, novicios y novicias y apoyará a los formadores de los seminarios.


En 2017, gracias a la generosidad de los fieles de todo el mundo, el Fondo Universal de Solidaridad de San Pedro Apóstol envió 18.522.039,10€ a los territorios de misión. Estas ayudas atendieron a más de 1.600 seminarios y noviciados; unos 77.000 seminaristas y más de 5.600 novicios y novicias fueron beneficiados de las ayudas para su formación y más de 2.000 formadores pudieron dar una sólida formación académica a estas vocaciones nativas. Conoce algunos de los proyectos atendidos por OMP.

Ayudas enviadas desde España


España aportó el 8,94% del Fondo Universal de Solidaridad. La Secretaría General de la Obra de San Pedro Apóstol, en nombre del Papa, encomienda a OMP España unos proyectos concretos, para que se les envíe el dinero recogido fruto de la generosidad de los españoles. En 2017 se enviaron 1.656.519,78€ que atendieron a mas de 200 seminarios y noviciados de 24 países de misión. De estas ayudas se beneficiaron a más 6.200 vocaciones nativas.

Las vocaciones nativas necesitan nuestra ayuda

La Jornada de Vocaciones Nativas busca encauzar la generosidad de los fieles de todo el mundo para que “ninguna vocación se pierda por falta de medios”. Para seguir ayudando a estas vocaciones puede colaborar con un donativo o con una beca para vocaciones nativas.

18 de abril de 2018

Crecimiento de las Vocaciones Nativas en los territorios de misión

Crecimiento de las Vocaciones Nativas en los territorios de misión

El número de vocaciones que nacen en las misiones se ha multiplicado. Por poner un ejemplo, el número de sacerdotes nativos ha pasado de 46.932 a 88.138 en los últimos 30 años. Prácticamente se han duplicado, según los datos ofrecidos por Anuario Estadístico de la Iglesia Católica 2015 y Guía de las misiones católicas 1989, 2005 y 2014.


África y Asia tienen una gran cantidad de vocaciones sacerdotales. Si analizamos el número de seminaristas por millón de católicos, se nota que las vocaciones son más comunes en Asia (con 245,7 seminaristas por un millón de católicos) y en África (con 130,6). Europa (con 65,0) y América (con 53,6) ocupan los últimos puestos.


Los sacerdotes nativos atienden al doble de personas que la media universal. En las misiones, hay 38.126,11 habitantes por sacerdote, más del doble que la media universal (17.439,76 habitantes por sacerdote).



Estos datos demuestran la importancia de las vocaciones nativas para las iglesias locales. Su presencia es apremiante porque en la actualidad un sacerdote en las misiones atiende al doble de personas que la media universal.


La Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y la Jornada de Vocaciones Nativas, que celebraremos el próximo 22 de abril, es una ocasión para apoyar con la oración y la cooperación a estas jóvenes vocaciones que muy a menudo tienen serias dificultades para seguir adelante en su formación por problemas económicos. Se puede colaborar con la vocaciones nativas con donativos y becas de estudio.


Más información en Jornada de Vocaciones Nativas.

13 de abril de 2018

Vocaciones Nativas: relevo de los misioneros


Las vocaciones nativas son los jóvenes llamados al sacerdocio o a la vida consagrada en los territorios de misión.

Estos jóvenes han recibido el Evangelio de la mano de los misioneros. Los misioneros siembran la semilla de Evangelio en los países de misión y fruto de su trabajo la fe arraiga en los pueblos y las culturas de los países de misión.

Muchos jóvenes en las misiones han recibido la llamada del Señor al sacerdocio y a la vida consagrada y han respondido “sí” para consagrase al Señor y ser el relevo de los pastores que guían a sus pueblos. Las vocaciones nativas representan el futuro de la Iglesia en las misiones. Son muy importantes para las iglesias locales y su número en los territorios de misión de África, América y Asia aumenta cada día.

En muchas ocasiones estas vocaciones carecen de recursos económicos para completar su formación como seminaristas o religiosos y religiosas. La Jornada de Vocaciones Nativas, organizada por la Obra de San Pedro Apóstol, está dedicada a la oración y la cooperación con estas vocaciones en las misiones.